• Teléfono: 976 854 760
  • Email: direccioncultura@tauste.es

GANADOR CATEGORÍA D DEL CONCURSO DE CUENTOS "VALENTINA VENTURA"

Cultura Tauste
Desde: 09-06-2021 Hasta: 30-09-2021

Ganador: Rodrigo Duaso Fresco 13 años

CUENTO

HERMANOS

 

Eran dos hermanos que tenían 11 y 17 años. Pablo, el hermano mayor estaba deseando cumplir los 18 años para irse a estudiar a la Universidad, poderse sacar el carné de conducir…. En fin, para empezar una nueva etapa, pero por otra parte no se quería ir, porque quería mucho a su hermano y sabía que, aunque lo fuera a ver todos los fines de semana, ya no iba a ser lo mismo. Pablo era muy trabajador y llevaba soñando mucho tiempo con este momento, el momento de irse a la Universidad, esa había sido su motivación durante muchos años. Su hermano Jorge se alegraba de que se fuera a estudiar, porque quería mucho. Pero, a la vez, no quería que se fuera porque entonces solo lo vería los fines de semana cuando volviera a Tauste. Lo iba a echar mucho de menos, ya que prácticamente estaban todo el día juntos, porque sus padres trabajan durante todo el día y no los veían casi nada. Desayunaban, comían y cenaban juntos. Elena, la chica que estaba interna en casa, que llevaba desde que nació Pablo, los quería como si fueran sus hijos y ellos la querían como a una segunda madre. Para todos iba a suponer un cambio, pero la vida es así, hay que ir dando pasos hacia adelante, y como era de esperar Pablo comenzó su primer año en la Universidad.

Todo parecía ir con normalidad hasta que un día sonó el teléfono, Elena descolgó y parecía que no había nadie al otro lado porque solo se oían unos ruidos de coches, pero nadie hablaba. Elena no le dio más importancia y colgó, al poco rato el teléfono sonó otra vez y ahora sí, una voz masculina pidió hablar con Jorge, alguien quería decirle que habían secuestrado a su hermano, Jorge no podía creerlo, además le dijeron que no dijera nada a nadie, ni siquiera a sus padres, solo le exigían una cosa: que a cambio de su hermano le dieran un tesoro que tenían los hermanos escondido: un balón del Mundial del 82, firmado por los jugadores de la Selección Española. Les dijo que sí, que cuando soltaran a su hermano, él a cambio les daría el balón. 

Jorge inmediatamente después llamó a la Guardia Civil para comunicarles que habían secuestrado a su hermano y que a cambio querían el balón del Mundial del 82. La Guardia Civil se quedó en shock, Jorge les dijo que los mantendría informados y que seguramente la entrega sería en las afueras del pueblo.

 La Guardia Civil iba a comenzar la investigación para intentar acabar con esta pesadilla cuanto antes.

Jorge podía estar en peligro, porque los secuestradores habían dicho que no llamara a nadie ni le dijera nada a nadie, pero no tenía otra solución, tenía que intentarlo, ¿a quién iba a acudir? Los padres de Jorge estaban de viaje por unos días y nadie iba a contarles nada, solo Elena y Jorge sabían qué estaba pasando. 

El plan que tenían pensado era el siguiente: esperarían a que les llamarán los secuestradores indicándoles la hora exacta de la entrega. La Guardia Civil estaría muy cerca, vestida de paisanos, para no levantar sospecha y así poder detenerlos. 

Jorge tenía mucho miedo y estaba muy nervioso, Elena intentaba entretenerlo, pero también estaba muy preocupada y asustada pensando en cómo estaría Pablo. Además, cada vez que llamaban los padres de los chicos, tenía que inventarse mil excusas para decirles que Pablo no se podía poner al teléfono.

Por fin sonó el teléfono, los secuestradores dejarían a Pablo al lado del instituto Río Arba de Tauste después de las 18:00 de la tarde del domingo. Antes, recogerían el balón que tenía que dejar Jorge. El lugar sería una papelera verde que hay en la rotonda de la calle de atrás. Jorge les dijo que así lo haría.

Llegó el día y la hora, todo eran nervios, pero Elena le decía a Jorge que todo saldría bien y que por la noche estarían los tres tranquilamente cenando. 

Jorge avanzaba hacia el instituto con una bolsa en la que guardaba el tesoro (el balón del Mundial de 1982). Muy cerca de allí, había un grupo de hombres hablando, nadie podía imaginarse que eran agentes de la Guardia Civil. El ambiente estaba muy tranquilo y de momento nada ni nadie parecía sospechoso, solo un grupo de niños corría jugando al escondite. Jorge dejó el balón en la papelera y fue directo hacia el instituto a ver si veía a su hermano.

Uno de los agentes se quedó alucinado cuando vio que un niño de unos 10 años del grupo de niños que estaban jugando, cogía el balón, no podía creer que los secuestradores eran un grupo de niños pequeños.

Mientras tanto, Jorge echó a correr cuando vio a Pablo que estaba tan tranquilo hablando con su amigo Tomás. Pablo al verlo le dijo:

- “Ahora iba a casa, llevo un par de días con el móvil perdido, pero hoy lo he encontrado. ¿Ocurre algo?”.

- “Lo que ocurre es que te acabas de quedar sin el balón del Mundial”.

Pablo le dijo que no entendía nada. 

De repente vieron cómo Elena corría como una loca detrás de un chico con un balón…

Los niños al final no fueron secuestradores y se llevaron un buen castigo por parte de sus padres y de la Guardia Civil. Elena consiguió recuperar el balón.

Pablo sigue sin entender nada.

 

FIN



  • Organiza : Casa de Cultura
  • Lugar :Casa deCultura